Cerrar

Un paseo con Enrique Penichet, CEO de Draper B1 (antes Bbooster Ventures)

Publicado por AdmonVlc
viernes, 25 de junio de 2021 a las 12:46

Mostrar ampliado

Enrique Penichet, CEO de Draper B1

Enrique Penichet, CEO de Draper B1

Enrique Penichet siempre directo, al grano, sin escatimar esfuerzos, transparente y cercano. De pequeño soñaba con ser ingeniero Naval. Jugaba con TENTE a hacer barcos pero estudió Arquitectura. Ha terminado en algo que se le da aún mejor: ayudar a construir negocios, cuyo talento se destapó en el máster de IESE.

Es founding partner de Draper B1. Gestionan vehículos de capital riesgo venture con los que invierten en empresas tecnológicas tipo software cloud en fase semilla. “En algunos momentos me da el síndrome del impostor, miedo a no dar el nivel. Que las cosas se tuerzan de repente y no generemos el valor a nuestros inversores”.

A las 6.50 horas suena su despertador, tarda unos minutos y directo a la ducha. Prepara a los peques y al cole. Antes hubiera dicho que viajar y algo de senderismo eran sus aficiones. Ahora más bien acompañar a sus hijos en su completa agenda. En el día le espera mucho videocall, con consejos con participadas y con emprendedores candidatos a ser invertidos. También reuniones de equipo para revisar el estado de todos los procesos. Hacia final de la tarde son las calls con San Francisco. Algunos días participa en eventos, reporta a inversores o participa en juntas de socios.

Es de hablar con mucha gente, “estoy muy bien rodeado con el equipo, los socios de la gestora y los socios de los fondos. Tengo la suerte de tener un gran grupo de personas alrededor que apoyan y tienen una visión similar. Gente buena, pero sobre todo, buena gente”. Se considera más emprendedor y no tanto inversor. “Soy emprendedor en un sector, el de venture capital con grandes barreras de entrada, y un periodo de maduración largo”.

Como inversor, ¿hasta dónde dejas que actúe el corazón?

Yo siempre he pensado que soy más de sangre caliente e impulso. Pero en todos los test, me sale que soy más bien analítico y razonado. Así que no tengo muy claro cuando actúo por impulso o de manera razonada. Lo cierto es que me gusta hablar con muchos antes de tomar una decisión, por lo que creo en el conocimiento agregado. Yo solo, seguro que me equivoco, pero si somos 5 o 10, pues ya vemos más cosas. Nunca hay un 100% de certeza, claro está, esto es riesgo, pero al menos con una visión más completa y complementaria eliminamos algunos.

Nosotros siempre hemos sido de pasos cortos y mirada larga. Estamos muy atentos para ejecutar bien lo que tenemos entre manos, dar buenos resultados. A la vez, nos movemos mucho y oteamos el horizonte con las oportunidades que surgen. Por ejemplo, cuando conocí a Tim Draper en San Francisco, fue un gran descubrimiento porque no conocía su figura. Exploramos la oportunidad de colaborar, mantuvimos relación y cambiamos el curso de lo que teníamos en mente.

¿Familiarizado con el riesgo?

¡Qué remedio! Esto es capital riesgo y, por tanto, cuando inviertes en una participada, has de ser consciente del riesgo que se corre de perderlo todo. Este riesgo, sin embargo, lo mitigamos mucho con la diversificación. Al final, se genera una campana de Gaus, donde es tan improbable que pierdas todo en todas como que hagas un x10.

¿Qué oportunidades tiene el ecosistema emprendedor de España?

España tiene una gran ventaja competitiva sobre Italia, Francia, o incluso Alemania. Es la lengua española. Una startup española tiene acceso rápido y “fácil” a un mercado de cientos de millones de personas. Que además le permite penetrar en USA. El ecosistema español ha de ser consciente de esto y explotarlo al máximo, no mirar tanto a Europa y saltar el charco rápidamente. España es la punta de lanza de uno de los mayores mercados a nivel mundial.

¿Y cómo valoras al ecosistema emprendedor valenciano?

Somos un ecosistema inmaduro, hay pocas startups de gran tamaño y pocos vehículos de inversión locales. No obstante, hay talento y oportunidad. Siendo conscientes de nuestras limitaciones, tenemos que mirar fuera y relacionarnos a nivel global.

Un libro:

Siddharta de Hesse.

Un disco, música, una canción…:

Moving de Macaco, es alegre, anima y representa esta suma de impactos que podemos hacer sumando.

Una película:

Empatizo mucho con películas como “Tucker: un hombre y su sueño” o “ En busca de la felicidad”            

¿Cuál ha sido la mejor decisión que has tomado a nivel profesional?

Conocer a Tim Draper y trabajar con él.

¿Y personal?:

Hacer el máster de IESE que terminó alejándome de la arquitectura y metiéndome en modelos de negocio.

Un inversor:

Tim Draper

Un CEO: 

Carlota Pi, una crack.

Una comida:

Nada como una buena paella.

Un bar o restaurante de tu ciudad:

Hay muchos muy buenos, últimamente vamos mucho a Mikkonos en Pinedo junto a la playa.

¿Con quién te tomarías un café?:

Sería genial poder tomar un café con John Lennon.

¿Y un vermut?:

Con mis amigos cercanos, echarnos unas buenas risas y comer jamón.

¿Con quién conversarías off the record?:

Ahora mismo con Sánchez, a ver si se hace realidad lo de España Nación Emprendedora. Sin tapujos, averiguar cuáles son los stoppers para hacerlo realidad.

 

5
935 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar