Cerrar

Vicente Navarro "No hay nada más enriquecedor que observar cómo tu trabajo supone el bien para la salud"

Hablamos con Vicente Navarro, CEO de Bioithas

Mostrar ampliado

Vicente Navarro CEO de Bioithas

Vicente Navarro CEO de Bioithas

En Bioithas, un centro de investigación fundado en el año 2017, desarrollan probióticos y biomarcadores de enfermedades como por ejemplo la esclerosis múltiple y el cáncer de boca. Todo ello lo consiguen gracias a la investigación que realizan sobre la microbiota. Este año, la compañía ha sido elegida para formar parte en el proyecto SCALE UP, un Programa de la Comisión Europea a través de la Enterprise Europe Network-SEIMED, que lidera el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE) con la colaboración del Centro Europeo de Empresas Innovadoras (CEEI) de Valencia. Hablamos con Vicente Navarro, CEO de la compañía.

Los probióticos están cada vez más de moda pero ¿qué son exactamente? Y, ¿por qué son beneficiosos para nuestra salud?

Según la definición de la OMS, los probióticos son microorganismos vivos que, si se administran en cantidad suficiente, tienen efectos beneficiosos para la salud en la persona que los ingiere. Estrictamente hablando, sin embargo, el término “probiótico” debería reservarse para los microbios vivos que han demostrado ser beneficiosos para la salud en estudios controlados en humanos.

"Bioithas es una empresa biotecnológica experta en el análisis de la microbiota humana"

Otro concepto importante es el de microbiota intestinal. Se denomina microbiota o flora intestinal al conjunto de microorganismos que viven en el intestino, en una relación de simbiosis tanto de tipo comensal como de mutualismo. La presencia de un gran número de estructuras linfoides en la mucosa del intestino refleja la importante influencia de estas bacterias en la función inmunitaria. Además, en el colon, los microorganismos proliferan fermentando los sustratos disponibles de la dieta o a partir de secreciones endógenas, contribuyendo de esta manera a la nutrición del huésped.

Los probióticos afectan el ecosistema intestinal al influir sobre los mecanismos inmunológicos de la mucosa, interactuando con microorganismos comensales o potencialmente patógenos, y generando productos metabólicos beneficiosos, como los ácidos grasos de cadena corta. Estos mecanismos pueden conducir a la “lucha” contra patógenos potenciales, a una mejora de las condiciones del ecosistema del intestino, al refuerzo de la barrera intestinal, al control de la inflamación sistémica y a una regulación de la respuesta inmunitaria por modulación de los linfocitos T de recuerdo.

¿La pandemia ha afectado la microbiota de los españoles? Si es así, ¿de qué manera?

Esto es irrefutable: se ha demostrado cambios en la microbiota intestinal en pacientes con Covid-19, demostrándose presencia del propio virus en muestras de heces y eliminación del mismo semanas más allá del control de la enfermedad. Sabemos además que un alto porcentaje de pacientes (en algunos estudios se ha llegado a hablar del 50%) aparecen síntomas de tipo digestivo como la diarrea o el estreñimiento, el dolor abdominal o la dispepsia. Además, existen estudios que demuestran como la presencia del SARS-CoV-2 en heces y sobre todo la presencia de altas concentraciones del mismo, predicen futuros brotes de COVID cuando esta presencia se detecta en muestras de aguas residuales de una determinada población o barrio.

"España es un país con grandes centros de investigación"

La colonización del virus en el intestino, demostrada a través de la presencia de partículas virales en heces y el alto porcentaje de alteraciones digestivas, genera un desequilibrio en la microbiota, conocido como disbiosis intestinal, indicando un cambio en la composición normal de nuestra flora intestinal.

La buena noticia es que los probióticos son capaces de controlar la disbiosis microbiana y la enfermedad asociada a la misma. Esto lo ha demostrado nuestro grupo de investigación en pacientes con Covid-19, en un estudio piloto en el que el probiótico Bioithas Digest ha demostrado eficacia a la hora de controlar síntomas digestivos y osteoarticulares de los pacientes con esta enfermedad.

¿Por qué se han especializado en probióticos para la esclerosis múltiple y el cáncer de boca?

Bioithas es una empresa biotecnológica experta en el análisis de la microbiota humana y entre otros aspectos en el uso de probióticos para el control de las alteraciones de esta, que ocurren en distintas enfermedades. Dos patologías en las que se ha encontrado datos relevantes en relación entre alteraciones de la microbiota y manifestaciones de la propia enfermedad son la esclerosis múltiple y el cáncer epidermoide de cabeza y cuello. Pero no solo en estas patologías nos hemos especializado, de hecho, tenemos líneas de investigación con uso de probióticos en patologías como la dermatitis atópica, psoriasis, acné, disbiosis provocada por uso de antibióticos, rosácea y la propia infección COVID-19, entre otros proyectos. Desde Bioithas estamos comprometidos en la investigación y desarrollo de tratamientos y métodos diagnósticos que puedan dar un plus añadido sobre las prácticas clínicas habituales en patologías de alto impacto socioeconómico y de difícil manejo a través del tratamiento convencional.

¿Qué valor añadido tiene para una empresa como la suya participar en un programa como el de SCALE UP? ¿Ya han puesto en práctica algunas técnicas del mentoring?

En nuestra opinión, el principal valor añadido de las mentorizaciones y las sesiones es la puesta en contacto con áreas de la empresa que hasta ahora, muchas de ellas nos eran desconocidas o habíamos descuidado en gran medida. Todos los perfiles que conforman nuestra empresa son técnicos y la mayor parte de la dedicación horaria la destinamos a la investigación en sí misma. Participar en SCALE UP, nos ha abierto los ojos, entendiendo que todas estas disciplinas como el marketing, la relación con el cliente y cómo nos comunicamos con él o el dedicarle tiempo a la estrategia son tan importantes como la parte técnica. Si al final no difundimos y promocionamos nuestros resultados, el alcance y posibilidades de explotación de estos son mucho menores.

¿Qué proyectos tienen ahora mismo en marcha?

De entrada, seguimos con una importante línea de trabajo en patología de piel, la cual es una de nuestras principales vías de investigación y nuestra bandera de presentación, dónde hemos conseguido importantes publicaciones científicas. Algunos de estos proyectos son: uso de probióticos en alopecia y rosácea, dos enfermedades de difícil tratamiento y por los que ya se han interesado varias empresas farmacéuticas. A parte de los dos proyectos mencionados en alopecia y rosácea, continuamos con otros tres proyectos más en patología cutánea que pretenden refrendar datos y ampliar conocimiento de estudios previos en los que los resultados han sido realmente prometedores.

También tenemos en fases avanzadas proyectos en patología osteo-muscular, antioxidación, metabolismo y medicina de precisión.

Otro interesante proyecto es un ensayo clínico dirigido a estudiar como el probiótico puede disminuir la presencia de gérmenes multirresistentes en muestras de heces en los pacientes que lo consumen.

Además, estamos iniciando proyectos de innovación e investigación en colaboración con empresas del sector en: disbiosis intestinal y colon irritable, aprovechamiento de residuos de la cerveza, prediabetes y bebidas energéticas.

En la parte de diagnóstico a través de análisis de perfiles microbianos, tenemos proyectos de biomarcadores para patología vaginal y endometrial en el que colaboramos con varias empresas. En la parte de desarrollo de productos tenemos varias patentes y licencias a empresas farmacéuticas en patologías como dermatitis atópica, psoriasis y acné. Además, colaboramos en proyectos con empresas especializadas utilizando el probiótico también en otros sustratos como el agua de mar.

Y, por último, no olvidar el continuo desarrollo y mejora de nuestras cuatro líneas de productos propios: Boithas Digest, Bioithas Mucosa, Bioithas Inmune y Bioithas Derma. En Bioithas seguimos trabajando en la ampliación de nuestro porfolio con cuatro líneas de producto que completen las ya mencionadas 

Como empresa dedicada a la investigación, ¿Cómo cree que está ahora mismo el sector a nivel nacional?

España es un país con grandes centros de investigación, muchos de ellos constituidos dentro del marco del CSIC y otros grupos relevantes adscritos a centros universitarios, públicos principalmente, y otros centros privados. No creo que la investigación sea un problema en este país. Lo que sí es un problema real es el bajo porcentaje de casos de éxito a nivel de innovación. Es decir, somos capaces de generar grandes ideas e investigaciones, pero nos olvidamos de la parte de aplicación de estas y explotación a nivel industrial de las mismas. Es una asignatura pendiente para superar en los próximos años.

Un consejo para futuros emprendedores.

Trabajar por lo que se cree y creer vehementemente en lo que se trabaja e investiga. Al final, nadie va a ser más experto que nosotros en aquello a lo que le dedicamos parte de nuestra vida con la convicción de estar ayudando a la sociedad con ello. No hay nada más enriquecedor que observar cómo tu trabajo supone el bien para la salud de pacientes con acné, psoriasis o dermatitis atópica, enfermedades que son tratadas con los probióticos Bioithas.

5
807 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar