Cerrar

¿Cómo afecta el tope del precio del gas a la electricidad?

Gese. Auditorías energéticas

Gese. Auditorías energéticas

Publicado el jueves, 09 de junio de 2022 a las 11:38

Mostrar ampliado

Bajada del precio de la luz

Bajada del precio de la luz

Una de la medidas estrella del Gobierno para controlar el precio de la electricidad ha sido poner tope al precio de gas. Con el beneplácito de la Unión Europea (UE), el ejecutivo presidido por Pedro Sánchez ha conseguido reducir a la mitad su precio durante los próximos seis primeros meses comenzando en los 40 euros/MWh. A partir de este momento, es decir a principios de 2023, se irá aumentando cinco euros al mes llegando a los 70 euros/MWh en mayo del próximo año.

Esto significa que el precio de la luz se abaratará entre un 15-20%. Una medida que tras la aprobación por parte de la UE entrará en vigor este mes de junio. Pero ¿Qué ventajas tiene esto para el consumidor de a pie? ¿Solo se beneficiarán los clientes de tarifa regulada? En una entrevista aparecida en Europa Press, Diego Mateos, CEO de Gese, empresa dedicada a la optimización de servicios energéticos, analiza la repercusión que tendrá esta medida.

Con esta acción se suavizarán los altos precios de energía que llevamos pagando hasta ahora. El primer efecto de esta medida será una rebaja sustancial del pool eléctrico (el mercado mayorista de la electricidad), lo que supondrá un descenso del precio de los contratos regulados (PVPC) de forma inmediata. Para los consumidores del mercado libre, el precio fijo se irá actualizando cuando los contratos se vayan caducando.

Sin embargo, según Diego Mateos habrá que estar atentos para lograr el mejor precio posible. “Debemos ver cómo quedaría el precio en función del tope de gas en los diferentes meses y las posibles variaciones en los derechos de emisión del CO₂, y posteriormente comparar estos precios con los que podemos comprar actualmente en el mercado de futuros de la electricidad (OMIP)”. De esta forma, el CEO de Gese asegura que la mejor estrategia sería una compra de energía a largo plazo. Esto lograría tener unos precios muy por debajo del mercado, incluso con el tope de gas establecido por el gobierno.

Mateos hace hincapié en las ventajas que conlleva firmar contratos de larga duración con las eléctricas. “Pueden ayudarnos a obtener una estabilidad en el precio sin depender de las fluctuaciones del mercado”.

S/V
574 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar