Cerrar

es | en   

Índice de la Economía y la Sociedad Digitales 2022: España alcanza el séptimo puesto

Informe DESI 2022

Informe del Índice de Economía y Sociedad Digital ( DESI) 2022

Publicado por Admoneuropa2020
lunes, 01 de agosto de 2022 a las 12:54

La Comisión Europea ha publicado hoy los resultados del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI) de 2022, que hace un seguimiento de los progresos realizados en los Estados miembros de la UE en el ámbito digital. Durante la pandemia de COVID-19, los Estados miembros han avanzado en sus esfuerzos de digitalización, pero siguen teniendo dificultades para colmar las lagunas en materia de capacidades digitales, transformación digital de las pymes y despliegue de redes 5G avanzadas. El Mecanismo de Recuperación y Resiliencia, con unos 127 000 millones EUR dedicados a reformas e inversiones en el ámbito digital, ofrece una oportunidad sin precedentes para acelerar la transformación digital que la UE y sus Estados miembros no pueden permitirse perder.

España alcanza el séptimo puesto en la edición 2022

España ocupa el puesto número 7 de los 27 Estados miembros de la UE en la edición de 2022 del Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI). El país está logrando un progreso relativo y mejorando sus resultados en comparación con años anteriores, sobre todo en lo que se refiere a la integración de la tecnología digital (puesto número 11, cinco puestos mejor que en 2021), así como en los servicios digitales ps.úblicos (puesto número 5 en comparación con el puesto número 7 de 2021) y en términos de capital humano (puesto número 10 en comparación con el puesto número 12). España es uno de los líderes de la UE en cuanto a conectividad y ocupa el puesto número 3 por segundo año consecutivo.

Finlandia, Dinamarca, los Países Bajos y Suecia siguen siendo los países más avanzados de la UE en este ámbito. No obstante, incluso ellos se enfrentan a lagunas en ámbitos clave: la escasa adopción de tecnologías digitales avanzadas, como la IA y los macrodatos, que se mantiene por debajo del 30 % y muy lejos del objetivo del 75 % de la Década Digital para 2030; la escasez generalizada de capacidades, que está lentificando el progreso general y conduce a la exclusión digital.

Existe una tendencia general positiva hacia la convergencia: la UE sigue mejorando su nivel de digitalización, y los Estados miembros que comenzaron con niveles más bajos se están recuperando gradualmente, creciendo a un ritmo más rápido. En particular, Italia, Polonia y Grecia mejoraron sustancialmente sus puntuaciones del DESI en los últimos cinco años, ejecutando inversiones sostenidas con un mayor énfasis político en el ámbito digital, también con el apoyo de la financiación europea.

A medida que las herramientas digitales se convierten en parte integrante de la vida cotidiana y de la participación en la sociedad, las personas sin capacidades digitales adecuadas corren el riesgo de quedarse atrás. Solo el 54 % de los europeos de entre 16 y 74 años poseen al menos capacidades digitales básicas. El objetivo de la Década Digital es de al menos el 80 % para 2030. Además, aunque 500 000 especialistas en TIC entraron en el mercado laboral entre 2020 y 2021, los 9 millones de especialistas en TIC de la UE están muy por debajo del objetivo de la UE de 20 millones para 2030 y no son suficientes para colmar la escasez de capacidades a la que se enfrentan actualmente las empresas. Durante 2020, más de la mitad de las empresas de la UE (55 %) señalaron dificultades para cubrir vacantes especializadas en TIC. Estas carencias representan un obstáculo importante para la recuperación y la competitividad de las empresas de la UE. La falta de capacidades especializadas también está frenando los esfuerzos de la UE por alcanzar los objetivos del Pacto Verde. Por lo tanto, se requieren grandes esfuerzos para el reciclaje profesional y la mejora de las capacidades de los trabajadores.

En cuanto a la adopción de tecnologías clave, durante la pandemia de COVID-19, las empresas han impulsado el uso de soluciones digitales. La utilización de la computación en nube, por ejemplo, alcanzó el 34 %. Sin embargo, el uso de la IA y los macrodatos por parte de las empresas solo se sitúa en el 8 % y el 14 % respectivamente (objetivo del 75 % para 2030). Estas tecnologías clave ofrecen un enorme potencial de innovación y mejora de la eficiencia, especialmente entre las pymes. Por su parte, solo el 55 % de las pymes de la UE tienen al menos un nivel básico de digitalización (objetivo: al menos el 90 % de aquí a 2030), lo que indica que casi la mitad de ellas no están aprovechando las oportunidades creadas por el sector digital. La Comisión ha publicado hoy un sondeo entre empresas sobre la economía de los datos.

El Índice de la Economía y la Sociedad Digitales, que mide los avances de los Estados miembros de la UE en su camino hacia una economía y una sociedad digitales, tomando como referencia tanto datos de Eurostat como estudios y métodos de recopilación especializados, apoya a los Estados miembros de la UE para identificar los ámbitos prioritarios que requieren inversiones y medidas específicas. Además, el DESI es la herramienta clave para analizar los aspectos digitales en el marco del Semestre Europeo.

DESCARGA EL INFORME:

5
907 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar