Cerrar

En Malaerba practican la agricultura regenerativa de secano recuperando bancales olvidados.

Entrevistamos a estos emprendedores a los que acompañamos en Llamp AMES

En Malaerba hacen aceite de oliva viregen extra de Farga, actuando en el respeto a la naturaleza y su cuidado y reivindicando el derecho a una alimentación saludable y de calidad.

P. ¿Qué es Malaerba?

R. En Malaerba producimos alimentos de secano acompañando las tierras yermas en su camino de recuperación. Recuperamos campos olvidados y variedades autóctonas y lo hacemos respetando al máximo el árbol, el entorno y el ritmo de la naturaleza.

Practicamos la agricultura regenerativa con la actitud de aprendientes de uno de los oficios mas antiguos de la humanidad y lo hacemos desde Benlloc, con admiración de los que nos preceden y con la rebeldía de quien quiere construir un mañana innovador y mas justo.

P. El campo está sufriendo las consecuencias de la falta de mano de obra por el escaso relevo generacional. En este sentido, ¿cómo contribuye Malaerba para revertir esta situación?

R. Desde Malaerba somos muy conscientes de la falta de relevo generacional que sufre el sector primario, es algo que nos preocupa enormemente, en los últimos 20 años, en el País Valencià, se han perdido aproximadamente 47.000 hectáreas de cultivo y la gran mayoría de las parcelas actualmente activas se encuentran trabajadas por personas mayores de 60 años, entendemos esto como un problema medioambiental grave. Para revertir esta situación, a parte de recuperar campos abandonados, queremos volver a dignificar la vida y el trabajo en el campo. Pensamos que el mundo rural sostiene la humanidad con su diversidad y sabiduría natural.

P. Vuestro modelo de trabajo es fiel a un sistema participativo de garantía. Explícanos en qué consiste.

R. Si, somos conscientes que cada vez más la población se interesa por la procedencia o por como son elaboradas todas las cosas que compramos desde la comida hasta la ropa que llevamos. Por eso pensamos que una de las mejoras formas de valorar el trabajo de las productoras, más allá de los conocidos sellos ecológicos, son los Sistemas participativos de garantía, se realizan a nivel local. Consisten en certificaciones realizadas por los propios consumidores construidas a partir de la confianza, las redes sociales y el intercambio de conocimiento.

P. Como emprendedores, ¿cuál es la situación más difícil que habéis gestionado?

R. Cuando fuimos conscientes que no podíamos funcionar como autónomas agrónomas y tuvimos quebdividir nuestras formas jurídicas en autónoma regimen general y autónomo agrónomo sabiendo que no existía ningún tipo de ingreso posible desde el inicio.

La siguiente, sin duda, las graves consecuencias en el campo debido al cambio climático y su efecto en la producción.

P. Estáis participando en el programa LLAMP AMES con el apoyo del CEEI Castellón. Hasta el momento, ¿qué balance haces de lo aprendido? ¿Habéis puesto en práctica alguna técnica del mentoring?

R. Es muy positivo poder participar en el programa ya que te mantiene exigente en tu propio proyecto. Te sientes acompañado en las conversaciones y diálogos de personas que han pasado por un mismo proceso y te vas cargando de herramientas que te ayudan a consolidar tu proyecto. Restablecimos el excel de pérdidas y ganancias y otras herranientas financieras internas, hemos puesto foco en la planificación anual. Nuevas lineas de trabajo y escala de prioridades dentro del proyecto.

P. ¿Por qué decidisteis presentaros al programa y qué es lo que más valoráis de estar participando?

R. Decidimos presentarnos porque ya habíamos experimentado nuestro crecimiento en un centro de emprendeduría, La Niuada, y el balance fue muy positivo. Un lugar en el que te ayudan a pensar y ordenar prioridades solo puede aportar y vertebrar tu proyecto y eso es muy positivo. Y así está siendo, un acompañamiento muy valioso.

P. ¿Qué consejo darías para futuros emprendedores?

Es la gestación de alguna cosa que va a precisar mucho esfuerzo laboral, económico y emocional. Probablemente implique una nueva forma de vida. Pero lo más importante: piensa que ese proyecto debe tener impacto positivo en la sociedad y comunidad en la que esté. Dignificar a aquellas personas que formen parte de él y proteger el medio en el que transite tu proyecto. Hay que hacerlo bonito.

 El programa LLAMP AMES, un servicio gratuito de acompañamiento y mentorización para el emprendimiento sostenible en la Comunidad Valenciana impulsado y financiado por la Dirección General de Emprendimiento y Cooperativismo de la Generalitat Valenciana.

S/V
332 visitas

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio.
Al continuar con la navegación consideramos que aceptas su uso y nuestra política de cookies.

Aceptar